Mitsu teaser finan marzo 18
...financieros

Casados con Cuentas Separadas

Por: Sylvia A. Agostini
editorial@placerespr.com
 

Es sorprendente, pero ha dejado de ser tradición que casarse conlleve compartirlo todo, incluyendo la cuenta de banco.  Con la excepción de aquellos casos en que se hacen capitulaciones matrimoniales con régimen de separación de bienes,  previo al matrimonio, la realidad es que la sociedad de bienes gananciales sigue inalterable aunque se mantengan cuentas separadas.

chequera (2)

¿Una sola cuenta? Algunos piensan que esto facilita una mejor relación pareja.

Entre las parejas de mayor edad, subsiste el acuerdo de mantener una sola cuenta, que maneja mayormente uno solo de los cónyuges, que a su vez supervisa los gastos del hogar.  Sin embargo, hoy día existe y predomina la tendencia de que ambos cónyuges prefieran mantener cuentas separadas, siendo las siguientes, alguna de las razones que promueven este hecho:

  • La gran proliferación de divorcios, hace que los jóvenes estén siendo orientados, en la mayoría de los casos, por madres solteras que por necesidad promueven un modelo de independencia económica.
  • Las parejas contraen matrimonio a mayor edad cuando ya están generando ingresos y tienen sus cuentas independientes que manejan a su entera discreción y gusto
  • Uno o ambos de los contrayentes llega al matrimonio con préstamos estudiantiles o deudas de mayor monto que quieren seguir pagando de forma independiente para asegurar el pago de forma prioritaria.
  • La independencia económica, previa al matrimonio, estimula el deseo de mantener sus criterios de gastos y adquisición de bienes
  • La distancia que hay entre ingresos de uno y otro cónyuge hace que el de mayor ingreso prefiera mantener los gastos bajo su control absoluto

Sin importar los motivos, la pregunta que debemos hacernos es cuánto beneficia la economía de la pareja, y cuánto puede afectar su relación, tener cuentas separadas o comunes.

En cuanto al beneficio económico, la realidad es que es mejor tener cuentas comunes porque la combinación de ingresos fortalece el poder adquisitivo.  Incluso, se han hecho encuestas que revelan de forma abrumadora que son más felices las parejas que comparten sus cuentas, por la confianza que esto conlleva.  Sin embargo, hay estudios que confirman que son menos las “peleas” entre parejas jóvenes cuando las cuentas se mantienen separadas y que terminan prefiriendo cuentas conjuntas cuando llegan los hijos.

Como todo en la vida tiene solución, los más creativos, mayormente jóvenes, han determinado que su mejor opción es tener una cuenta común en la cual ambos depositen para cubrir los gastos domésticos y otras por separado para cubrir los compromisos individuales.  Importante el hecho de que la cuenta común debe ser manejada por quien ha demostrado ser mejor administrador.

Añadimos, que cualquiera que sea la opción que escojan como pareja, siempre debe existir comunicación y respeto mutuo.  Cada cual debe considerar el esfuerzo con que los ingresos son generados antes de atreverse a invertir en algo que no sea para beneficio mutuo. Además, como dijimos al principio de este reportaje, mientras no haya “capitulaciones”, aunque tengan cuentas separadas, ambos son responsables de todo lo que ocurra en la “sociedad de bienes gananciales”.

Sin duda, este es un tema que debe ser tratado con cuidado ya que la toma de decisiones acertadas puede evitar situaciones que afecten la relación pareja.


Comments are closed.

Back to Top ↑