...saludables Mujer embarazada

Cuidados Antes y Durante el Embarazo

Por: Myra Sánchez 
editorial@placerespr.com
 
 

En este mes en que se celebra el Día de las Madres, estamos pensando en aquellas mujeres que están deseosas de alcanzar el sueño de convertirse en uno de estos seres privilegiados. Conocemos de algunas que para lograrlo han tenido que pasar por pruebas y tratamientos y que luego han tenido que cambiar su ritmo de vida por el bienestar del que aún no ha nacido, algo que bien vale la pena.

Los cambios sociales han llevado a la mujer, a que se convierta en proveedora, de igual a igual, en el hogar que conforma con su pareja. Lo común es casarse tarde, si lo hacen, y,  tener hijos, va a ocurrir luego de alcanzar cierta estabilidad económica.

Entre los cuidados que debe tener la mujer, está la dieta. Suministrada.

En ese nuevo ‘ritmo de vida’ vemos que entre las jóvenes con más educación, es más probable, que no se tengan hijos hasta ya entrados los 30 años, edad en que antes ya debían monitorearse los embarazos de forma más cercana, particularmente si existían condiciones de salud o factores genéticos de riesgo.

Ante las dudas sobre estos cambios, decidimos investigar para orientarles sobre el tema, pero aconsejándoles, que cualquiera que esté deseando planificar un embarazo, consulte primero a su ginecólogo-obstetra, pues hoy día, además, el factor ambiental se ha convertido en uno protagónico.

¿Alto Riesgo?

Ante tantos adelantos tecnológicos, realmente es posible seguir un monitoreo efectivo de la condición de salud de la madre y del bebé. Por eso, si el embarazo es planificado, la mujer debe preparar su cuerpo para que el bebé que va a cargar en su vientre, crezca bajo las mejores condiciones de salud. Lo primero que debe hacer una mujer con la intención de tener un hijo, es visitar a su médico especialista para que, antes del embarazo, haga las pruebas necesarias para detectar cualquier riesgo. Éste puede recomendarle ingerir alimentos ricos en ácido fólico y otros nutrientes como el hierro, así como vitaminas pre-natales, entre otros acertados consejos que surjan de sus hallazgos.

Comenzar un embarazo sin el debido cuidado es, en estos momentos, lo que expone a mayores riesgos. Con ello en consideración, antes del embarazo, la mujer debe asegurarse que cualquier tratamiento médico que lleve a cabo para alguna condición debe ser notificado a su ginecólogo para prevenir que el mismo no afecte al bebé en caso de que logre embarazarse.

Entre las condiciones que se consideran riesgos para un embarazo saludable, se encuentran: la edad; predisposiciones genéticas; dificultades con la placenta; la diabetes; la hipertensión; problemas renales; el cáncer; algunas enfermedades auto-inmunes, como el lupus sistémico; el peso y la dieta; el consumo de tabaco y alcohol y el terrible estrés, entre otras.

Como dijimos al principio, el factor ambiental, o sea, los mosquitos y cualquier virus que estos pueden transmitir, representan un riesgo, tanto para la madre como para el bebé, en todos los trimestres del embarazo, pero especialmente durante el primero.

Ante esta realidad, las mujeres embarazadas deben asegurarse de seguir las recomendaciones de su médico en torno al monitoreo a través de pruebas de sangre, pero sobre todo, evitar el contagio de un virus como el del Zika, que ya ha probado ser posible, además de por picada de un mosquito, por contracto humano, i.e.: sexo y/o sexo oral; contacto sanguíneo, incluyendo transfusiones, entre otros…  Hay que prevenir, con el uso de manga y pantalón largo; evitando la ropa negra/oscura;  utilizar escrines en el hogar; usar repelentes y evitar estar cerca de donde haya agua empozada. Sugerimos acceda al siguiente enlace del Centro para el Control de Enfermedades:  https://www.cdc.gov/zika/pregnancy/index.html el cual tiene un segmento muy completo sobre el Zika y el embarazo.

Recuerda, ante toda amenaza contra la salud, la prevención y el buen cuidado son los mejores aliados.


Comments are closed.

Back to Top ↑