Master Card Marzo Banner
...financieros

Espiritualidad en los Negocios

Por: Ivelisse Agostini
editorial@placerespr.com

 

Cada uno de los pasados ocho años, llegada la Semana Santa, el SME (Sales and Marketing Executives Association), con el auspicio de Goya de Puerto Rico y ICPR Junior College y la ayuda de otros colaboradores, se esmeran en encontrar un grupo de personas, que representando las diferentes denominaciones Cristianas, puedan hablar sobre herramientas para poder vivir la espiritualidad dentro del mundo empresarial.

Yazmin Mejias (2)

Yazmin Mejia, pastora evangélica, hizo su presentación de forma simpática y muy acertada, utilizando el personaje de Altagracia. Foto: placerespr.com

Con Goya  como anfitrión, un nutrido grupo de personas se reunió para escuchar al Dr. Rafael Ramírez Rivera, la Dra. Ruth Calderón y la Dra. Yazmín Mejía. Además, la actividad contó con Juan Carlos Rosa, un ministro de adoración, que interpretó un sinnúmero de hermosas alabanzas.

Para quienes no pudieron asistir y para los que todavía no conocen los propósitos de este maravilloso proyecto, a continuación les ofrecemos un resumen de las diferentes presentaciones:

Dr. Rafael Ramírez Rivera

La trayectoria profesional del Dr. Ramírez, rector del Recinto de Arecibo de la Universidad Interamericana, siempre ha estado relacionada con jóvenes católicos a quienes, como consejero adulto, ha acompañado a las Jornadas Mundiales de Juventud.

“Rafi”, como cariñosamente le llaman, habló de lo difícil que es llevar la espiritualidad al mundo de los negocios, donde lo que prevalece es el ‘bottom line’, sin saber que aquellos que confían en Dios siempre terminan siendo prósperos. Nos presentó cómo cada uno necesita un modelo de liderazgo que incluya cultivar el carácter, respeto, prudencia, fortaleza, autocontrol y cortesía. Lo anterior basado en dos elementos esenciales, la pasión y el amor. Llegado este punto, él incluye la espiritualidad porque es la que hace que el amor de Dios esté presente, nos permite ser felices, que nos adaptemos y podamos influenciar para que todo ocurra, “haciendo lo que nos gusta hacer, hasta que se acabe el perfume (dejes de trabajar en el lugar)”. De hecho, Rafi nos contó, como vio una puerta cerrarse de forma injusta (se acabó el perfume), pero “Dios se ocupó de abrir un portón”, algo que está seguro ocurre siempre. Ramírez expresa que la espiritualidad pueda coexistir con el mundo empresarial si se mantienen unas líneas de respeto.  Ésta, según su experiencia le ha demostrado, es un motivador extraordinario para los empleados. Y, es que para ser un buen líder, con los atributos antes descritos, hay que ser un buen ser humano, capaz de ser sensible y permitir que otros lo sean. Al final, el Dr. Ramírez proveyó datos sobre los hallazgos de Mitroff y Denton en su estudio sobre “Espiritualidad en el Lugar de Trabajo”, que llevan a pensar que ninguna organización podrá existir por mucho tiempo sin espíritu y sin alma. Su presentación terminó con palabras de San Agustín: “Quien tiene caridad en su corazón, siempre encuentra algo para dar”.

Dra. Ruth Calderón

Médico de profesión, la Dra. Ruth es una joven que por años trabajó en un hospital de San Juan y para empresas locales. Hoy dirige la sección de geriatría del Hospital de Veteranos de Houston; tiene su propio ministerio cristiano y es autora del libro Mi Altar Sagrado, que acaba de publicar.

La Dra. Ruth es una persona alegre, llena de entusiasmo, que goza de muchos talentos, entre ellos cantar. Su mayor empeño como predicadora es que cada persona aprenda a ver a Dios como el padre cercano y amoroso a quien dirigirse en todo momento, con quien tener un constante dialogo, al punto que expresa “yo lo mareo”. Y, es que, desde jovencita aprendió a “crear su propio altar” donde lograr una intimidad que le permitiese ‘desconectarse momentáneamente’ de las situaciones de conflicto y hablar con Dios para rogar por su intervención divina. Ruth le recordó a los presentes que Dios lo sabe todo de nosotros, que no necesita protocolo y que a veces, cuando hay crisis, basta decir “deme un momentito” y recogerse para hablar con Él. De forma simpática, Ruth comentó que ante presiones desde el mismo comienzo del día, ella pide ese momentito y se encierra en su “altar sagrado” y le dice a Dios: “Me traen loca Señor, si tú no me ayudas, no puedo hacerlo sola”. Las respuestas son inmediatas y constantes porque así es su Fe, al punto que ha escrito el libro para que todos conozcan esta forma de comunicación e intimidad con Dios y confirmen como ella que “Dios es real” que “Dios es suficiente”. La Dra. Ruth recordó al público que los problemas siempre van a existir, pero que no se resuelven cuando nos creemos auto-suficientes, cuando nos dejamos llevar por las apariencias del mundo. Segura de que Dios es nuestro camino y dueño de nuestra vida, Ruth no teme, aunque sabe que la envidia y la maldad existen, porque “aunque mi mundo se derrumbe, Dios me rescatará”.

Yazmin Mejía

Todos conocen Yazmin Mejía, la actriz que personifica una simpática empleada doméstica dominicana, Altagracia, y que, además, fuera senadora a cargo de comisiones en favor de los más necesitados. En su presentación, Yazmin nos contó como luego de conocer a su esposo, Marcos Malory, comenzó un proceso de conversión que la motivó a estudiar teología. Hoy Yazmin es Pastora, que con gran elocuencia y simpatía rescata almas, mientras continúa su labor social.

Yazmín comenzó con decirnos que a pesar de ver el mundo “al revés”, ella no vive asustada porque conoce a un Dios de amor. Habla con admiración de los jóvenes a quienes ve sacando la cara, mientras todo el mundo vive con miedo de envejecer, tomando medicamentos, que en muchos casos, sus efectos secundarios afectan más que lo que curan. Nos hizo reír a carcajadas sobre todo lo que sucede con el paso de los años para luego llevarnos al “lugar de trabajo”.

Yazmin ve la espiritualidad en el lugar de trabajo como necesaria porque “allí se reúnen personas de distintos clanes (familias), con diferente educación y valores”, pero “donde nadie está libre de pecado”. Habla de que cada profesional debe tener un carácter (y establece la diferencia con el temperamento) donde haya principios que lo ayuden a vivir, errar y arrepentirse. Ese es un proceso en el cual la religión es una plataforma y que el arrepentimiento no es darse latigazos, es hacer “un cambio y decir que no vas a volver a hacer algo que sabes que está mal”.

Comentó que hoy muchos prefieren reconocerse como agnósticos, pero que se le hace difícil de entender en un ser creado con espíritu, con una mente que mora en un cuerpo. Por ello, destaca que no fuimos creados para morir y que el mismo Jesús nos adelantó que vencer la muerte es la meta final.

Yazmin nos recordó lo importante que es que entendamos que primero debe ser Dios y luego los hombres; que debemos vivir cada día como si fuera el último; amar sin medida, bendecir sin medida y orar sin medida. Que podemos hacer todo lo que queremos sin miedo, porque Cristo vino para liberarnos.  Recordó al apóstol Pablo, cuando dijo que la gran batalla del hombre es con la carne, pues nos anima hacer lo que no queremos hacer. Al final, insistió en que recordemos que Dios creó un mundo perfecto y que nuestra vida depende “de lo que sabes no de lo que ves”.

Felicitamos a los organizadores de este evento, porque una vez más los invitados a predicar fueron de altura y pudieron llevar a los presentes “el alimento” que fueron a buscar.

FOTO PORTADA: De izquierda a derecha, María E. Lampaya, Directora Ejecutiva del SME, Olga Rivera, Presidenta ICPR Junior College; Dr. Rafael Ramírez, Rector de Recito Arecibo Universidad Interamericana; Juan Carlos Rosa, cantante; Pastora. Yazmin Mejia; Dra. Ruth Calderón y Nydia Ramos, Directora de Mercadeo de Goya de Puerto Rico. (Foto: placerespr.com).


Comments are closed.

Back to Top ↑