...saludables vacunas

Vacunación Contra Hepatitis B

Por:  Sylvia A. Agostini
editorial@placerespr.com
 

Padecer de Hepatitis en general, supone que el hígado está inflamado.  Este órgano participa en todos los procesos del cuerpo humano y es uno muy grande que está ligado a las funciones: metabólicas, de almacenamiento, digestiva, de excreción, de decodificación, así como las funciones inmunitarias y hormonales.

Padecer de algún tipo de Hepatitis (A, B, C), sugiere que  debe tenerse un virus infeccioso alojado en el hígado.  Lo que tiene que tomar en serio, porque el hígado suele pasar de un virus leve a uno severo que puede ocasionar serios daños, tales como cirrosis, cáncer y hasta insuficiencia hepática.

En el caso de la Hepatitis B, según la fundación que investiga esta enfermedad (Hepatitis Foundation), es la infección hepática grave más común del mundo causado por el virus VHB.  Se sabe que es una infección contagiosa y que, por lo general, como sucede con otras enfermedades, no presenta síntomas hasta que comienza a afectar las funciones del órgano.  Además, la Hepatitis B muchas veces no se descubre o manifiesta hasta posiblemente seis meses después de haber contraído el virus.

Existen dos tipos de Hepatitis B:

  1. Aguda: Infección a corto plazo provocada por el contagio con el virus VHB que, por lo general, desaparece cuando el cuerpo es capaz de combatirla por sí mismo y se deshace del virus en un periodo de 2 ó 3 semanas. Como es de suponer, este tipo de Hepatitis lo superan las personas más sanas y en mejores condiciones de salud.
  2. Crónica: Es una infección causada por el virus VHB, que es de duración prolongada y cuyos síntomas no han podido ser combatidos o eliminados por el organismo. Por lo que se descubrirá cuando se manifiesten signos de daño hepático.  El paciente Necesitará tratamiento inmediato ante la posibilidad de haber desarrollado las condiciones severas antes mencionadas y así evitar una insuficiencia hepática.

Algo que nos satisface es poder confirmar que, según la Hepatitis Foundation: “…desde los años ’80 está disponible una vacuna para prevenir la Hepatitis B, que ha probado ser segura y eficaz”.  Además, la Academia de Pediatría de los Estados Unidos, recomienda que todos los bebés, niños, adolescentes, menores de 18 años, reciban la vacuna de VHB; incluso todos los adultos en riesgo de contagio.

Contagio:

La Hepatitis B es fácil de contraer.  De acuerdo con la información provista por niddk.nih.gov: “Todos estamos expuestos al contagio del virus de Hepatitis B y muchos ya lo tienen y lo ignoran”.  Este virus se contrae cuando se ha estado expuesto a los fluidos corporales de una persona infectada, entre ellos: la sangre, el semen, los fluidos vaginales y la saliva.  Además, cuando hay contagio de sangre u otro fluido corporal, con la piel, los ojos o la boca.

Personas en riesgo:

  • Personas sexualmente activas de forma indiscriminada, con una o varias parejas, sin protección.
  • Personas que laboran en instituciones de salud y penitenciarias
  • Quienes comparten agujas, jeringuillas y objetos punzantes con personas contaminadas con el virus
  • Personas que se hacen tatuaje, “piercing” o acupuntura sin la correspondiente certificación, y/o que no usen materiales o equipo esterilizados
  • Pacientes de diálisis renal por muchos años
  • Compartir prendas como pantallas, cepillo de diente, navaja de afeitar, entre otros
  • Situaciones accidentales
  • Bebes que nacen de mujeres con el virus (pero si el recién nacido es vacunado inmediatamente, al nacer, con la vacuna del virus, podría superar el contagio)
  • Personas que utilizan con frecuencia medicamentos que suprimen el sistema inmunológico como son, entre otros, los esteroides y la quimioterapia.

Síntomas:

  • Cansancio
  • Dolor muscular
  • Ojos y piel amarillento
  • Heces fecales color claro
  • Orina amarillo oscuro
  • Diarrea
  • Pérdida de apetito
  • Fiebre
  • Dolor y o malestar estomacal

Se afirma que algunas personas nunca se libran del virus cuando es crónico.

Diagnóstico:

El médico puede palpar el vientre y descubrir inflamación del hígado y ante la sospecha procederá a ordenar un laboratorio y pruebas analíticas. Cuando se compruebe el padecimiento, pueden hacerse exámenes de imágenes como la ecografía abdominal, punción de biopsia hepática y unos estudios llamados “fibro scan” y “fibro meter”.  En el caso de que se padezca insuficiencia hepática, puede sugerirse un trasplante de hígado.

Tratamiento:

Por vena o con fármacos orales para que la condición se haga lenta o se detenga y/o evitar se deteriore o degenere la función hepática y evitar condiciones severas.  Se  sugiere siempre preguntar al médico sobre los  efectos secundarios de medicamentos y qué hacer si se presentan.

Para  beneficio de los pacientes, deben permanecer en reposo, comer saludable y tomar mucho líquido.  Nos preocupa que  sepas cuan expuestos estamos al contagio de este virus y nos interesa consideres la vacunación sin ningún temor. De hecho, este consejo se convierte en algo imperativo cuando se viaja a algunos destinos donde la enfermedad es muy común.


Comments are closed.

Back to Top ↑