...turísticos

La Placita de Santurce

Por: Ivelisse Agostini
editorial@placerespr.com
 
Placita aguacates

Esculturas de los “Aguacates” que se han convertido en íconos del lugar.

La Placita, de día o de noche, es un agradable lugar que puedes visitar y disfrutar de buena comida y bebida para todos los gustos. Además, algunos de los negocios tienen agradable música, pero si no, el ambiente lo van creando los mismos visitantes que van llenando los diferentes espacios. De hecho, en tu caminar te vas a ir dando cuenta de que hay “spots” para los diferentes grupos de edad y hasta para la familia. De otra parte, no es raro encontrar eventos promocionales, siempre diferentes, para lograr “llamar la atención” del “gentío” que se reúne en el área y así mercadear un producto o servicio.

El “Coco de Luis” es uno de los sitios con más tiempo donde muchos van por frituras y el famoso “Mojito”. Foto: placerespr.com

Localizada entre las calles Canals y Dos Hermanos, lo que hoy conocemos como La Placita, se desarrolló entre 1910 y 1914 para satisfacer la demanda de los santurcinos de tener un lugar donde comprar alimentos frescos. Así nació la Plaza del Mercado de Santurce. Posterior a su apertura, los solares aledaños fueron adquiriendo interés y se fueron convirtiendo en negocios, algunos buenos y otros “regulares”, que aprovechaban la cantidad de vecinos que se reunían en la plaza para vender otros productos y “servicios”.“Desde siempre” su céntrica ubicación promovía ir hasta la Plaza a comprar todo tipo de productos frescos, incluyendo carnes y hasta “billetes” de la Lotería. De igual forma, darse un trago o comerse una fritura eran alternativas en los bares y negocios aledaños. Sin embargo, con la proliferación de los supermercados en la zona, se reduce el público que iba a comprar a la Plaza y la misma fue decayendo.

Para fines de los ’90 y, como parte de un proyecto urbano, la entonces alcaldesa Sila Calderón, promovió la remodelación de la Plaza y fue cuando llegaron las famosas esculturas de “Los Aguacates”. Entre “aguacates” y promociones, la Plaza comenzó a ser frecuentada por jóvenes profesionales que, particularmente de miércoles a sábado, llegaban luego de sus trabajos a darse un trago y a encontrarse con los amigos. El ambiente que se  fue creando se hizo famoso y así comienza el concepto de La Placita. Con la llegada de un público más sofisticado durante las noches, los espacios alrededor de La Placita fueron cambiando para satisfacer las demandas de este nuevo grupo. Así comenzaron los eventos, las promociones y una gran variedad de alternativas en coctelería, gastronomía y entretenimiento.

La Placita cuenta con exquisitos restaurantes, como Santaella, donde su famoso Chef José Santaella, confecciona platos tan maravillosos como esta Serenata. Foto: placerespr.com

Si vas hasta La Placita, puedes considerar variedad de opciones, siendo las más sencillas compartir con tus amistades en las afueras del mismo centro de la Plaza, en el área de ‘los aguacates’ o visitar cualquiera de los pequeños negocios con sus diferentes especialidades de bebida y comida y hasta irte “bar hopping”. Pero, hoy La Placita es también el hogar de extraordinarios restaurantes como son Santaella, José Enrique, Asere y El Pescador, este último uno de los primeros en establecerse. Mejor aún, el problema de estacionamiento que se generó en un principio ya está resuelto con varios espacios en los alrededores y hasta con servicio “valet”. Tan interesante es la mezcla de alternativas que no es raro encontrar visitantes de otros paises en La Placita que llegan a disfrutar de un buen rato entre “locales” el buen ambiente que allí reina.

No importa cuál sea la razón, debes visitar La Placita para que no te cuenten. Aunque fuere por mera curiosidad, te aseguramos que tu visita a La Placita, no la vas a olvidar, especialmente en esta época de Navidad.


Comments are closed.

Back to Top ↑